Vanessa Decker disfruta sola de la ducha.